Egunerokoak

Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)

Aceptar
Bizi dezagun Amalurra!

Bizi dezagun Amalurra!

16 de Abendua de 2019

JM Bilbao Ikastetxea está enclavado en las laderas del monte Artxanda, en plena Naturaleza, donde nuestr@s alumn@s están rodeados de constantes estímulos que les permiten desarrollar experiencias vitales para su aprendizaje.

El vivir en la ciudad permite disfrutar de muchas ventajas, pero sin darnos cuenta privamos a nuestr@s niñ@s de tener un contacto directo con la Naturaleza.

JM Ikastetxea está enclavado en las laderas del monte Artxanda, en plena Naturaleza, donde nuestr@s alumn@s están rodeados de estímulos como el contacto con espacios abiertos, la sensación de observar cómo funciona la Naturaleza, cómo crece una planta, cómo se desencadena una tormenta, conocer las estaciones del año y sus características… experiencias vitales que son fundamentales para su aprendizaje.

L@s niñ@s necesitan estar en contacto con el mundo que les rodea para desarrollarse de forma integral.

En JM Ikastetxea se realizan mucha actividades en plena Naturaleza: en nuestro huerto escolar el/la alumn@ planta lechugas, puerros, patatas… observa los insectos que hay en el campo y su función en el ecosistema, crea remedios caseros a través de plantas naturales, va a visitar y dar de comer a nuestros vecinos los burros, busca setas, descubre distintos olores del entorno, recolecta hojas secas en otoño, va a ver los almendros en flor, planta semillas de flores y plantas, disfruta deslizándose por el tobogán de agua en el robledal… El/la niñ@, en primera persona, aprende a observar, investigar, descubrir, experimentar, respetar y amar la Naturaleza.

Incluso este año nos han chivado, que si el tiempo lo permite, el Olentzero y sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, vendrán caminando por las laderas del monte a nuestro colegio, donde les estaremos esperando para recibirles por todo lo alto con canciones y bailes. ¡Qué mejor escenario que nuestro entorno natural!