Día a Día

Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)

Aceptar
Un paso más hacia la igualdad

Un paso más hacia la igualdad

26 de marzo de 2019

El tradicional torneo de fútbol del día de Claudina tuvo un componente que lo hizo verdaderamente especial: participó, por primera vez, un equipo enteramente formado por chicas. Las leonas de JM Bilbao demostraron su valía y dieron otro paso más hacia la igualdad.

El pasado viernes 22 de febrero celebramos en el colegio el Día de Claudina, nuestra fundadora. Tras una mañana llena de eventos la guinda a este día festivo la puso el tradicional partido de futbito que enfrenta al equipo de los profesores con los ganadores del trofeo de alumnos. Como todos los años el partido se celebró en un pabellón de deportes lleno a rebosar. Pero la noticia este año no fue la enésima exhibición del profesor Mikel Erkizia ni el resultado final del partido sino la participación por primera vez en el torneo de un equipo femenino. Hasta ahora habían participado algunas alumnas integradas en equipos mixtos, pero era la primera vez que participaba un equipo enteramente formado por chicas.

Cansadas de ver cómo sus compañeros eran año tras año el centro de atención en un día tan señalado, decidieron dar un paso adelante y presentarse al torneo.

“Estábamos hartas de quedarnos mirando como jugaban los chicos y animar desde fuera del campo”

“El torneo de futbito del día de Claudina es una tradición del colegio y queríamos participar”

“Además la semana que viene comienzan las celebraciones del 8 de Marzo y nos ha parecido una buena manera de reivindicar el papel de la mujer en la sociedad

Así que dicho y hecho. Salieron al campo con muchas ganas, pero a pesar de la gran actuación en la portería de Irene Zuazua y de los goles de Sofía Lizarralde, no pudieron pasar de la primera ronda. No les importó. Al finalizar el partido estaban muy contentas y aseguraban que el año que viene repetirían. Sabían que a pesar de perder el partido habían dado otro pequeño pero importante paso hacia la igualdad. Esperemos que el año que viene no sean las únicas participantes y que más alumnas sigan su ejemplo.