Día a Día

Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)

Aceptar
NATURA ANDEREÑOA

NATURA ANDEREÑOA

11 de abril de 2018

¡Qué suerte tienen los niños y niñas de JM Bilbao Ikastetxea de poder disfrutar del entorno natural en el que está el colegio!

Para ellos es muy fácil apreciar los cambios que se producen en la naturaleza en las distintas estaciones del año porque están rodeados de árboles, campas, animales… Cuando vuelven de las vacaciones de verano, observan los tonos rojizos y ocres en los árboles y la caída de las hojas supone una disculpa perfecta para realizar atractivas actividades fuera del aula. Recogen bellotas y distintos tipos de hojas para, luego,  clasificarlas y realizar con ellas trabajos en clase. Algunas veces tienen suerte y las ardillas que viven en el robledal se dejan ver cuando bajan a recoger frutos para el invierno.

Uno de los días  que mejor lo pasaron fue jugando en una piscina de hojas, caminando, saltando, rodando… ¡descalzos, y con los pantalones remangados! Cuando los árboles pierden todas sus hojas,  los niños y niñas empiezan a traer bufandas y guantes, es señal de que llega el invierno. En algunas ocasiones  cogen sus abrigos y salen con las andereños y los maisus a dar un paseo acercándose  a una campa colindante con el cole, en la que suelen pastar unos burritos. Ellos tienen un abrigo natural y no tienen frío, pero sí agradecen siempre que les lleven unos trozos de pan o hierba que los niños les dan nerviosos y curiosos. Cuando vuelven, cansados y comentando entre ellos los mejores momentos, escuchan muy atentos la acertada descripción que hace Juan Ramón Jiménez del entrañable animal.

Al terminar el invierno observan que las campas se cubren de margaritas y que los árboles del patio muestran ya los brotes que darán paso a las hojas.  Esto a los niños les despierta la curiosidad y observando van aprendiendo todos los cambios que nos regala la Naturaleza. Las andereños y los maisus aprovechan este momento para  mostrarles  los cerezos en flor que están junto al colegio ¡Son una preciosidad!

En primavera todos los sentidos se ponen en marcha y ¡da gusto cómo los niños y niñas disfrutan oliendo flores, hojas, cortezas…! Experimentan con  todos los elementos que están a su alcance, escuchan los sonidos más evidentes, como el  de los pájaros, y los más escondidos, como los que oyen pegando la oreja en la hierba. Observan  todos los colores y formas que les llaman la atención en tan hermosa estación.

Al finalizar el curso ya llega  el  verano en el que gozarán de las vacaciones y el buen tiempo  les permitirá ir al monte, a la playa, al pueblo, donde vivirán grandes experiencias que compartirán a la vuelta con los amigos del colegio. Estos últimos días del curso son también cuando el “Negutegi”, en el que trabajan los niños de Primaria, está más chulo. Han crecido las lechugas, cebollas, tomates… Por eso a los niños les encanta hacer alguna visita y ver cómo van creciendo las verduras y admirar los exteriores del cole con las vistas de Bilbao de fondo.

Oso gustora daude umeak eskolan ikasten eta jolasten  baina kanpora joaten direnean, zelako aukera aproposa naturan ikasteko eta gozatzeko!