Día a Día

Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)

Aceptar
JUEGO Y APRENDIZAJE, LA PAREJA PERFECTA

JUEGO Y APRENDIZAJE, LA PAREJA PERFECTA

16 de enero de 2018

El pasado 13 de enero, docentes de la etapa de infantil y miembros del Equipo Directivo del JM Bilbao, asistieron a un seminario introductorio y de aproximación a la Pedagogía Montessori.

El ciclo formativo sobre los “fundamentos del método de Montessori”, consta de dos diferentes bloques. El primero de ellos se impartió el pasado 13 de enero y el próximo está previsto para el 30 de este mes.

La formación busca preparar a los profesionales de JM Bilbao con el objeto de implantar la metodología de la pedagoga italiana en el aula de dos años el próximo curso escolar. En una primera fase, las propias guías Montessori serán quienes acompañen a las docentes del Centro en la observación, seguimiento y aplicación de este método. Se trata de una "novedosa" propuesta educativa en la que muchas de las iniciativas de este método de educación alternativo se llevan haciendo desde hace años en las aulas de este Colegio vizcaíno.

¿En qué consiste el método Montessori?

El método Montessori se caracteriza por proveer un ambiente preparado: ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños. El aula Montessori integra edades agrupadas en períodos de 3 años, lo que promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad.

El ambiente preparado ofrece al niño oportunidades para comprometerse en un trabajo interesante, elegido libremente, que propicia prolongados períodos de concentración que no deben ser interrumpidos. La libertad se desarrolla dentro de límites claros que permite a los niños convivir en la pequeña sociedad del aula.

Los niños trabajan con materiales concretos científicamente diseñados, que brindan las llaves para explorar el mundo y para desarrollar habilidades cognitivas básicas. Los materiales están diseñados para que el niño pueda reconocer el error por sí mismo y hacerse responsable del propio aprendizaje.

El adulto es un observador y un guía; ayuda y estimula al niño en todos sus esfuerzos. Le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior. La educación Montessori cubre todos los períodos educativos desde el nacimiento hasta los 18 años brindando un currículo integrado

¿Qué diferencias presenta un niño Montessori de los educados tradicionalmente?

Los niños con dificultades de aprendizaje o por el contrario los superdotados, no están en clases separadas. Atienden a la necesidad de cada persona.

Trato cercano con las familias

Otra de las características del método Montessori es que familias y profesores trabajan en la misma línea. Se intenta que en el aula y en sus casas se trabaje en una misma línea.

Quizás por su 'aprender haciendo' u otras características, diferentes investigaciones avalan que los niños Montessori obtienen calificaciones más altas o próximas a las más altas que con el método tradicional de pizarra y pupitre. Un método cada vez más extendido a nivel nacional y mundial donde, cada actividad, cada recurso empleado, tiene un objetivo muy marcado.