Día a Día

Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)

Aceptar
APUNTEN, DISPAREN Y........

APUNTEN, DISPAREN Y........

17 de mayo de 2018

El tramo final de curso se presenta calentito en Artxanda y no precisamente porque atice mucho el sol: excursiones, exámenes de selectividad, obras, organización JM Splash Olinpiadak….. Personal docente y estudiantes se emplean a fondo para cumplir con un riguroso calendario y no dar ni una sola pedrada fuera de la diana malgastando así energía innecesaria.

A pocos días de finiquitar el curso escolar 2017/18, el equipo directivo del JM empieza a valorar lo que ha supuesto el itinerario del presente ejercicio y una vez garantizada la matrícula en todas las etapas las primeras estimaciones al respecto parecen estar bastante más cerca del optimismo que de la temida línea roja.

A pesar del sabido desplome de la natalidad y que las últimas estadísticas muestran una caída de la población escolar que afecta ya a todos los Centros del País Vasco y muy especialmente a la etapa de infantil, JM Bilbao Ikastetxea consigue reforzar su presencia en la capital vizcaína aumentando en un 15% el número de matrículas en esta etapa de cara al próximo curso y un 20% en la Etapa de Bachillerato gracias, en gran medida, al liderazgo que el Centro tiene con el Bachillerato Artístico dentro de la red concertada. En lo que respecta a la etapa intermedia, Primaria, el JM tiene completamente cubierta la oferta de plazas existentes desde hace varios años.

A la vista de la confianza que muchas familias bilbaínas han depositado en el proyecto JM, la dirección del Centro y en un intento de mirar a futuro, hace un par de años que lleva apostando fuerte por renovar y mejorar todas sus infraestructuras. Entre los avances planificados a corto plazo destacan, por mencionar algunas de ellos, el ascensor que además de favorecer la accesibilidad a todas las plantas conectará diferentes espacios de las instalaciones. La mejora del edificio de bachillerato fue recientemente otra de las obras acometidas por el Centro.

Sin embargo, la inversión estrella se centrará durante el próximo curso en el edificio conocido popularmente como “La Casita” a la que la fundación “Bidaide”, entidad titular del Centro, destinará la parte más suculenta de su presupuesto para reformar completamente dos de sus aulas. La llegada del método Montessori a las aulas de los más pequeños ha obligado a reformular los espacios existentes para adecuar éstos a las nuevas necesidades metodológicas en las que se va a poner especial mimo.

Si Julio Anguita, antiguo líder de la desaparecida izquierda unida, acuño en los debates presidenciales una frase que quedo en el recuerdo colectivo de mucha gente con su famoso “¡Programa, Programa, Programa!”, “Proyectos, proyectos, proyectos” podría ser perfectamente el slogan que quedará grabado en la memoria de muchas familias del JM: World Peace Game, Convivencia, Inmersión 10, Superuda, Perseo, Bertsolaritza, Inspira Steam, Semana de Cine.......

Las cosas como son. Siempre estará el umbral de la mejora razonable y siempre se podrá apuntar a más cosas pero difícil atinar tan bien como lo ha hecho el JM a lo largo de este curso. Cuando se acerca el momento de bajar la persiana para tomarse un merecido descanso normal que digan para sus adentros aquello de “Virgencita virgencita … que me quede como estoy”